Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar con su visita, usted acepta el uso de cookies y nuestra política de privacidad. Acepto

 
 
 

Vladimir

Edad: 2 años
Sexo: Macho
Color: Blanco
Otros: A la espera de operación

(Os advertimos de que alguna de las fotos que colgamos sobre el son bastante duras y pueden herir sensibilidades)
No sabemos nada del pasado de Vladimir pero si sabemos el sufrimiento extremo que lleva encima. Apenas llega a los dos años de vida y este saquito de huesos ha soportado más dolor físico del que cualquiera de nosotros podría soportar. 
Fue encontrado en la mediana de una carretera en un estado deplorable, en los huesos y con fractura abierta en una de sus patas traseras. Además tiene la cadera rota y una desnutrición tremenda. 
Lo primero que están haciendo por él en la clínica es estabilizarlo, curarle la infección que tiene por haber estado tantos días en este estado, calmarle los dolores y conseguir que vaya ganando un poco de fuerza hidratándole y animándole poco a poco a comer. En menos de 48 horas ya ha intentando ponerse de pie y se nota como su estado de ánimo va mejorando gracias a la medicación y los cuidados que recibe. 
En unos días, cuando cure la infección, habrá que operar esa pata, que esperamos puedan salvarle. No parece que vaya a ser necesario operarle de la fractura de cadera pero a día de hoy no sabemos nada con certeza. 
Desde aquí queremos agradecer a todas esas personas que se han volcado en ayudarle, especialmente a Vanessa, que cada día lo lleva y lo trae de una clínica a otra y que fue quien no miró a otro lado, gracias a ella Vladimir hoy está vivo. 
Toda ayuda con Vladimir será poca. Por eso hemos decidido incorporarlo en nuestro programa de apadrinamientos. 
Cuando la operación pase irá acogido a casa de Cristina, allí le quedaran muchas semanas de curas y cuidados que no podrían hacerse en ninguna residencia. Gracias también a Cristina y a todas las casas de acogida. Sin vosotros nada de esto sería posible.


Adopta a Vladimir

Es una experiencia increible que merece la pena vivir

Apadrina a Vladimir

Una ayuda que puede cambia la vida de cientos de galgos

Donativos