Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar con su visita, usted acepta el uso de cookies y nuestra política de privacidad. Acepto

 
 
 

Malak

Edad: 11/03/2013
Sexo: Macho
Coloe: Negro con franja blanca con manchas negras en el pecho
OTROS: Cariñoso, sin miedos y algo chulito con otros perros.

Os presentamos a este precioso galgo negro, llamado Malak. Apareció en un pueblo de Guipúzcoa y lo recogió la protectora. Nuestra compañera Laura lo vio y al ver que nadie preguntaba por él ella lo sacó de allí. Ahora está de acogida en su casa con otros dos galgos.
Es un perro que no tiene miedos ,alegre, es muy sociable con personas, dependiendo con que perro se pone un poco chulito pero se va relajando poco a poco. Siempre lleva el rabo en alto y lo mueve siempre que se le acerca alguien. Le encanta dormir panza arriba y haces sus cosas en la calle. Se ha adaptado muy bien, aunque tiene algo de ansiedad cuando se queda en casa. Las puertas cerradas le agobian  y él las abre con las patas. Le encanta dar paseos largos por el monte, olerlo todo y revolcarse por la hierba.

Aquí teneis un galgo joven, cariño y sin miedos.  Asi que si estaís interesados esta buscanco una familia que le quiera y cuide como se merece. 

ACTUALIZACIÓN 10/10/2017

Este pequeño grandullon va mejorando poco a poco. En casa, ya no abre frigoríficos, puertas, ventanas,... se queda en su camita tan agustito. Respecto a la ansiedad por separación vamos más lentos; le cuesta mucho quedarse en casa y cuando se queda aulla bastante. Se lleva estupendamente con los galgos con los que convive.
En cuanto a la calle, anda más relajado cuando ve perros...aunque no siempre. Sigue teniendo muchas ganas de acercarse a oler a otros perros, pero no siempre lo hace de la mejor manera.
Le encanta dormir panza arriba, jugar con peluches, ir al monte y oler todo.
Malak necesita una familia que sea muy recta, que sea activa y que sea paciente con él.  Os recordamos que no tiene miedos y que es un cariñoso y camelador.






Adopta a Malak

Es una experiencia increible que merece la pena vivir

Donativos