Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar con su visita, usted acepta el uso de cookies y nuestra política de privacidad. Acepto

 
 
 

Turco

Edad: 1,5 años
Sexo: Macho
Color: Atigrado claro
Otros: apto con gatos y con otros perros, sin ansiedad, sumiso y tranquilo.


Este precioso atigrado se llama Turco, tiene 1 año y medio, es un perrete que fue rescatado de Valladolid, donde lo estaba pasando muy mal ya que al ser tan bueno y sumiso todos los demás perros le mordían. Nuestro compañero Ibón, su casa de acogida en Hernani (Gipuzkoa), nos cuenta más sobre el:

"Turco es un perro de 1 año y medio y de unos 18kg, tamaño mediano/pequeño y pese a su juventud es muy tranquilo, pasea bien con la correa, se lleva muy bien con otros perros y la verdad es que es un cielo de perro, es muy facil hasta para alguien que no tenga experiencia.
Vino con unas heridas muy feas pero ya las tiene con puntos y curandose, tambien tiene conjuntivitis y en tratamiento, pero las analíticas han dado que esta totalmente sano.

Lleva pocos dias en casa y estamos trabajando lo que es vivir en una “ciudad”, escaleras, correa,  ascensores, ruidos, personas, mas perros, coches y pasear por grandes parques en los que empezar a oler y tener una nueva vida mas tranquila en un hogar. Allá dónde va levanta pasiones por su carita y carácter."

Actualización 30/04/2016
Se puede decir que Turco está preparado para irse con su familia definitiva. 
Si os acordáis, tenía un problema con el agua, bebía en exceso y eso le hacía no aguantar más de cuatro horas sin mear. Llegó a ser un problema porque a nada que veía agua, se tiraba como un loco, hasta el punto de lamer el suelo en días de lluvia y abrir puertas y beber el agua del baño.
Despues de hacerle varias pruebas, analíticas, y comprobar que la densidad de la orina no era normal, el veterinario le diagnosticó diabetes insípida. El tratamiento consta de unas pastillas. Comenzó con media cada 12horas, al día siguiente comenzamos a notar mejoría, pero no fue así, en dos días estaba igual.
Aumentamos la dosis a una cada 12horas y ocurrió lo mismo. Hasta llegar a una cada 8horas. Esa si era la dosis adecuada. Estas pastillas las tendrá que tomar de por vida. 
Ha cambiado completamente, ya no tiene esa ansiedad por el agua y no se orina en casa. Le ha cambiado el carácter, en casa se comporta genial.
Otra de las cosas que tiene Turco, es su pérdida de visión. Para retrasar esa ceguera, toma dos pastillas al día hasta que se quede ciego completamente.
Al no ver bien, gruñe o ladra cuando ve o escucha algo raro. Para él son sombras que se mueven y eso le hace dudar.
En ciudad, el barullo de gente y ruidos le agobian un poco, pero en el parque, playa o monte es feliz. Corre como un cachorrón, se guía mucho de su compañera Isis y si se despita, llamándole acompañado de palmas o silvidos, rápido atiende a la llamada. Juega con otros perros, y lo que más le gusta es seguirles. No es apto con gatos, a estos también les sigue, pero no para jugar.
Es un perro muy bueno, te recibe moviendo el rabito y con muchos mimos.
Queremos agradecer a Ainhoa y Maite, su casa de acogida, todo lo que han hecho por él, todo lo que están trabajando y los momentos que pasaron hasta dar con su enfermedad. 
Deseamos que Turco encuentre pronto una familia que le de la oportunidad que se merece.

Actualización 17/02/2017
Tenemos noticias de Turco:
Recordaros que tiene una enfermedad que se llama Diabetes insípida, y tiene que tomar de por vida 3 pastillas diarias. Turco tiene 2 años y en un futuro, no muy lejano, se quedará ciego a la edad de 4 años. Para retrasar esa ceguera, toma diariamente una pastilla de vitaminas.
Cuando Turco llegó a Galgo Leku, era un perro normal, con la diferencia de que bebía agua en exceso. Después de considerar que eso no era normal, comenzamos a realizarle diferentes pruebas hasta dar con la enfermedad, Diabetes insípida. Las pastillas que toma para esta enfermedad, son un poco costosas. Entre las pastillas para la enfermedad y las vitaminas para retrasar la ceguera, es un total de 105 euros al mes.
Turco desde agosto vive con Amaia en su casa en Castro Urdiales (Cantabria) junto sus otros 6 perros. Tienen un jardín enorme, en el que se echan sus carreras y juegos, y pueden tumbarse a tomar el sol, cosa que a Turco le encanta.
De sus seis compañeros, ha hecho buenas migas con Harambe, otro galgo adoptado. Son inseparables, entre los dos le sacan a Amaia las flores de las jardineras y se dedican a hacer agujeros por el terreno. Esto entre carrera y carrera y siesta.
Por el día Turco se desenvuelve muy bien, aunque cada vez su visión es menor, se guía de sus compañeros, por eso decimos que tiene que convivir con otro perro. A las noches, como es normal, es un poco más torpe, pero a penas se aprecia. La verdad es que se maneja muy bien, aún corriendo libra los obstáculos que se le ponen delante. Así como con los amigos perrunos se lleva muy bien, con los felinos no. Es que ni estar en la misma casa en habitaciones separadas, se pone muy nervioso. Cosa que nos sorprendió porque en Valladolid, donde se le rescató, convivió con 5 gatos.
Turco desde el primer momento ha sido muy obediente, atiende muy bien a la llamada o al silbido. Aunque a veces se desorienta, es oír el silbido y centrarse.
En casa Turco, para ser el último, se ha hecho con el sofá, él no lo comparte. A la hora de las comidas, respeta su turno. Y también le gusta jugar con los cojines. 
A la hora de los paseos, lo hace muy bien con la correa. Le gusta pasear por zonas tranquilas.  Una de las cosas que le producen la ceguera, es su inseguridad con las personas y ruidos. Según oiga, o vea alguna sombra, a veces le da por ladrar.
Por ultimo, deciros que Turco es muy cariñoso, es un perro normal que le gusta correr y jugar.  Turco está esperando su familia definitiva, que este dispuesta a afrontar los gastos de sus medicamentos. Y darle todo el amor que necesita.






Adopta a Turco

Es una experiencia increible que merece la pena vivir

Apadrina a Turco

Una ayuda que puede cambia la vida de cientos de galgos

Donativos